Bronquiolitis

Hace una semana la peque empezó a tener moquitos, tos y fiebre. M no tuvo un cuadro catarral hasta los 14 meses si no me engaño, justo cuando entró en la guarde. Pues bien, la petita con tan sólo 40 días ya estaba malita. Fuimos a urgencias el domingo por la tarde y nos dijeron que había una espera de cinco horas, locura total!!! Nos volvimos a casa ya que en ese momento no tenía fiebre, pero sobre las tres de la madrugada ya tenía 37.9. Llamé al 061, un servicio genial que hay en Cataluña que ante cualquier duda te pasan con un profesional sanitario, bien sea un enfermero o un médico. Total que me dijeron que por protocolo tenía que ir a urgencia ya que E es muy pequeña. Llegamos sobre las 3:30 y no había nadie, menos mal. Allí la auscultaron, le hicieron un lavado nasal con suero (a lo bestia, pensaba que me la iban a ahogar) y nos quedamos en observación unas horas además de intentar sacar una muestra de orina. No sé si sabéis pero es bastante complicado coger una muestra: le ponen una bolsita pegada a la vagina que se despega fácilmente, y que si hace caca se contamina la muestra. Le tuvieron que poner seis bolsitas, un show. Cuando llevábamos casi siete horas allí decidieron hacer una sonda porque era imposible sacar la muestra. Por suerte no tuvimos que esperar a los resultados y nos pudimos marchar a casa a “descansar”. Al cabo de dos horas llamamos y por suerte salió negativo para cualquier infección. El diagnóstico quedó en un catarro y que había que hacer un acompañamiento con el pediatra del ambulatorio cada día. El martes, al auscultara ya vieron el pecho cargadisimo y el diagnóstico fue bronquiolitis. Me dio una pena, tan chiquitina y ya tan malita. M no ha tenido nunca ninguna “itis”, lo más grave fue el virus boca-mano-pie, que duró relativamente poco. Empezamos con el ventolin cada seis horas. A los dos días, ya que en estas fechas hay muchas fiestas y el seguimiento es bastante irregular, le vieron el pechito peor así que le aumentaron la dosis. Afortunadamente no he visto el típico efecto secundario de excitación, E duerme igual que siempre, un montón!
Ayer volvimos a ir a urgencias porque lo que más me angustia es que vomita cada toma. Después del gran susto que tuvimos con el episodio aparentemente letal, cualquier episodio un poco aparatoso me hace sufrir mucho, y ver a la peque vomitar a lo exorcista después de un ataque de tos me pone fatal. En urgencias vieron que saturaba muy bien el oxígeno, la auscultaron y la vieron bien, tiene un cierto tiraje (dificultad para respirar) y no hay fiebre. Me recomendaron dar el pecho de forma fraccionada aunque yo sé que es difícil porque me pide cada tres horas y si la saco antes de tiempo para hacerle el eructo luego no vuelve a engancharse. No le han dado ninguna importancia al peso, pero ha perdido 30 gr en una semana.
Así que en estas estamos. No he podido disfrutarla con tranquilidad aún: atragantamiento con ingreso en la UCI, problemas con la lactancia con grietas, dos mastitis y 21 días de antibióticos y ahora la bronquiolitis. Tengo ganas de que se le pase pronto y que podamos estar tranquilas.

Anuncios